Category: Uncategorized (5)

Encender y apagar luces, controlar la temperatura o abrir y cerrar ventanas. Es lo primero que uno piensa al oír hablar de hogares inteligentes, algo que suena aún a ciencia ficción a pesar de la aparente sencillez de las funciones más conocidas.

Sin embargo, eso que llaman ‘smart homes’ puede ir mucho más allá del simple control de la luz de tu casa y tiene poco de futurismo: no solo son una realidad, sino que tú mismo puedes darle un toque domótico a tu casa sin arruinarte.

La clave está en Arduino y Raspberry Pi. Quizás te suenan completamente a chino, o quizás creas que para manejar estas herramientas hay que tener unos elevados conocimientos de informática. Sin embargo, con un poco de paciencia puedes aprender a utilizar estos componentes y crear con ellos tu propio hogar automatizado. Estamos, sin lugar a dudas, ante el bricolaje del siglo XXI.

Arduino es un microcontrolador que permite manejar sensores y ‘leds’ (entre otras cosas), mientras que Raspberry es un miniordenador con el que procesar datos.Juntos representan el futuro (por no decir el presente) de la llamado Internet de las cosas, la base sobre la que poder crear tu propia casa inteligente.

Flexibilidad y bajo coste son sus armas más poderosas. Por una parte, se trata de tecnologías con las que se pueden crear productos a medida de las necesidades de cada uno. Por ejemplo, una red de sensores basada en Arduino en una casa puede ampliarse y utilizarse en múltiples habitaciones para controlar cada elemento de tu hogar.

Hola,
Aquí tienes todo lo que necesitas saber para obtener el certificado energético de tu vivienda. Esta guía con información básica te permitirá conocer los pasos a seguir, el coste medio y qué tipo de profesionales pueden realizar el estudio para darte la etiqueta energética de tu casa.

Conoce la energía que se “come” tu vivienda con el certificado energético

El consumo de energía de los hogares se dispara para mantener una temperatura confortable en invierno, y más ahora con la ola de frío que invade toda la Península Ibérica y Baleares, que ha disparado el consumo en torno al 50% desde el comienzo del año. Esto ha coincidido con un repunte de los precios de la electricidad, el gas ciudad y el gas butano, que se han incrementado a costes máximos de los últimos años.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital ha explicado en declaraciones a la cadena Cope que “la escalada de precios en el mercado eléctrico mayorista encarecerá el recibo de la luz unos 100 euros al año. Cuando más frío hace, más electricidad se consume y mayor demanda hay, por lo que se tiene que producir con medios más caros”, ha concretado Álvaro Nadal.

Los huecos de las paredes en las viviendas del hogar dejan escapar mucha de la energía que pagamos en nuestra factura de la luz. Por eso los aparejadores recomiendan comprobar si hay fugas a través de las ventanas.

Un ejemplo son los dobles acristalamientos, que no sólo evitan los ruidos del exterior, sino que además retienen el calor dentro de las estancias y evitan que el mismo se pierda rápidamente.

Ventanas con rotura de puente térmico, o bien ventanas sin rotura, pero con un suficiente nivel de estanquidad, o las ventanas dobles, son elementos imprescindibles para combatir las bajas temperaturas minimizando los consumos energéticos. Además, es interesante la utilización de vidrios con baja transmisión térmica.

Un bajo factor solar (relación entre la energía que entra en una sala a través del cristal y la energía solar que incide en la superficie exterior de dicho vidrio perpendicularmente) facilita que las ventanas con orientaciones sur, sureste y suroeste permitan que las radiaciones solares entren en nuestras estancias reduciéndose el consumo energético.

Además, hay que vigilar el aislamiento de las puertas, ya que ejercen de aislantes entre diferentes habitaciones de la vivienda y hacia el exterior. Y el nivel de aislamiento de las partes ciegas o cerramientos ha de estar acorde con el de los huecos; no es bueno tener unos huecos muy aislados mientras que las fachadas carecen del mismo.

 

El Supremo declaró en diciembre de 2015 como abusivas las cláusulas que imponen al cliente todos los gastos de formalización de hipotecas, cuando deberían asumirlos los bancos en su totalidad o, al menos, la mitad, porque son las entidades las interesadas en registrar la escritura hipotecaria. Desde entonces, la Audiencia Provincial de Zaragoza, un juzgado de Pontevedra, otro juzgado de Granollers y otro de Oviedo, al menos, han dado la razón a los clientes. La OCU, que ha lanzado una campaña para reclamar estos gastos, ya tiene 9.000 apuntados, y afirma que la situación afecta a las seis millones de hipotecas.

 La Asociación Española de Banca (AEB), patronal del sector, afirmó que están estudiando “el impacto que pueda tener esta nueva situación”, y que “habrá que analizar caso por caso” las cláusulas aplicadas en las hipotecas. “Es pronto para decir que la sentencia del Supremo se puede generalizar a toda la banca”, comentó. Otras fuentes financieras no ocultaron su preocupación por esta cuestión y calcularon en 1.500 millones el impacto total si todos los bancos devuelven los gastos cobrados.

La sentencia del Supremo de hace poco más de un año afecta a las hipotecas vivas. El camino a seguir es acudir primero al defensor del cliente y después a la justicia. “Tienen cuatro años de plazo para reclamar a contar desde la Sentencia, es decir, el 24 de diciembre de 2019; y para aquéllas que hayan sido abonadas, se podrá proceder a la reclamación, si el pago total se hizo cuatro años antes de la sentencia, es decir, desde el 23 de diciembre de 2011”, según Carmen Giménez, abogada de G&G Abogados.